martes, 12 de febrero de 2013

Para curar la gusanera de una vaca

Nos cuenta José, de Ahigal (Cáceres) que a veces en las heridas (abiertas) de las vacas podían cagar las moscas y entonces podían nacer gusanos (o cocos). Para acabar con esta gusanera hacían lo siguiente: Salían bien temprano al campo y antes del amanecer buscaban una planta llamada guardalobos, entonces se recitaba esta retahíla:

"Buenos días buen varón
cocos tiene el animal
que los cocos se secaran
como tú te has de secar."

Entonces arrancaba el guardalobos y lo tiraba y a los dos días se había curado la gusanera de la vaca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada